La carne asada a la llaneta es uno de los platos típicos de la región Orinoquía, aunque también es muy famoso en el resto del país. Su carne proviene de la ternera que aún se encuentra mamando de la vaca, de ahí su peculiar nombre. Los cortes son delgados para poderlos colocar en largas varas de metal o madera y, así, ubicarlos de manera vertical para asarlos a fuego lento. La yuca y el plátano son los complementos ideales para este fabuloso producto.

Cómo preparar la Carne a la Llanera

Para la preparación de este platillo se seleccionan 4 cortes. Las clases de cortes son:

  • Los Tembladores: es la carne que se encuentra en el área del pecho, la cual se corta en tiras largas.
  • La Osa: este corte incluye la carne del cogote, lengua, mandíbula y papada. Debe hacerse desde la parte superior de la ternera hacia la parte inferior, extendiendo la carne.
  • La Raya: corresponde a los cuartos traseros y su corte debe hacerse desde arriba, lo que serían las ancas, bajando por los muslos y toda la cola. Se procura obtener una forma redonda.
  • La Garza: es toda la zona donde se encuentra la ubre.Estos cortes deben hacerse incluyendo la piel extra, ya que con ella se envuelve la carne que queda expuesta.

    De igual forma se pueden aprovechar de la ternera las costillas, la carne de las paletas, los huraderos y las pulpas, piezas de carne que van sin piel.

    Ingredientes:

    • Ternera
    • Sal
    • Palos de madera (sin olor), o palos de hierro

    Preparación:

    La sazón de la carne puede hacerse de dos formas. Puedes macerar la carne desde el día anterior con sal, condimentos, algunas especias y un baño de cerveza o puedes sazonarla el mismo día usando sal únicamente. Esta última es la forma en que, se cree, se prepara una verdadera carne a la llanera.